Hoy es un gran día para mi, es el cumpleaños de mi hermana y querría darle en este día tan especial cualquier obsequio del mundo que esté a mi alcance, pero por desgracia mi economía no me lo permite, lo que si podré hacer es desearte lo mejor del mundo, desearte que seas inmensamente feliz y recordarte que estoy aquí para todo lo que quieras y necesites en tu vida. Siempre estaré a tu lado, nunca te fallaré y seré el bastón que te ayudará en tu caminar diario. Te quiero hermana mía.

Mi bellísima hermana

Que Dios te conceda la mayor de las alegrías, Dios te ha dado un nuevo año para que lo vivas, siempre bajo su gracia, amor y gozo, que tengas un feliz cumpleaños rodeado de los seres que más te quieren en esta vida, que son practicamente todos los que te conocen y te han llegado a conocer.

Querida Hermana, nuevamente el señor te ha regalado un nuevo año para que sigas disfrutando de la alegría de vivir, un nuevo año para que sigas creciendo como persona y alimentes de tu felicidad a todos los que te rodean y quieren siempre estar a tu lado.

No puedo decirte todo lo que significas para mi porque me tendría que llevar días y días escribiendo, eres lo más importante de mi vida, eres mi hermana y te amo con locura, nunca me olvidaré de ti en esta vida ni en las siguientes, eres la mejor hermana que uno puede pedir. Feliz cumpleaños hermana.